domingo, abril 19, 2015

Sin rodeos

Hoy… te he pensado.
Sin motivo, crucé el muro oscuro
y giré tu rostro hacia mi rostro.

Hoy... en silenciado silencio
y compenetrada con tu semblante
permití fueses tu mirada.

Te dije… abrázame
acabando con la inercia  
y la danza de la vida funesta.

El tiempo nos dejó a solas.
Y la distancia, arropada de discordia, se fue…
derrotada entre las sombras.

Hoy… tu y yo pudimos ser
solamente…
latido y emoción,
inicio y suspiro.

Sí… sin un plan
ni depurar en lo perfecto
hoy te dejé entrar a mi universo

y allí…
encarnados en un instante robado
por un lapsus ínfimo e infinito
-por ti, por mí y este sentimiento-
abrí el portal de mi alma

para que hoy, sin rodeos,
simplemente y tan solo…
nos amáramos.


P-Car