domingo, mayo 25, 2014

Por nada

Ella lo quedó mirando fijo. Algo en sus entrañas le decía que sería la última vez que vería su cuerpo desnudo. El, ignorante, nunca lo supo…

Sin anuncio, se vistió de ausencia, mientras ella parecía dormida. Le dio un beso de labios fríos en la frente y partió con niebla espesa en el alma…

Sin discreción, la soledad colgó sus harapos en la ventana de aquella habitación que los vio mil y una noches amarse con locura.

Pasó el tiempo, el llanto y el verso… hasta que sus ojos se comenzaron a cerrar ansiando lo eterno, sin saber que todos sus afectos con ella se querrían dormir; el viento, el alba, la luna y el océano.

No tuvo miedo de sentir la muerte abrazándola. Lo peor ya le había sucedido en vida. En el siguiente instante, tan solo descansaría.

En el último suspiro, mencionó por enésima vez su nombre, mientras en su cuerpo, los trigos dorados de una emoción que nunca terminó, se elevaron al cielo, buscando la cúspide infinita de una pasión perdida… por nada.


P-Car

viernes, mayo 16, 2014

Antes de ti

Por el mar de tus iris
en un instante llegué
al día que nací

y allí descubrí
el sol primogénito
de un mundo diferente

Al ver la luz de tus ojos
 soñé con el cielo de tu alma

y entre tantas estrellas contentas
tu mirada me versó
que desde mucho antes de ti
…yo te amaba


P-Car

domingo, mayo 04, 2014

Tus pensamientos


Tú… que meditas solo en la niebla de tu esfera… y sigiloso me espías entre las estrellas, sin despertar la luna con tus vértices de plata, dime… ¿qué pensamientos tienes? porque al final del eclipse, irremediablemente, tu espuma llega a mojar mi arena.

E insistes en que no quieres perderme, que dé crédito a tus papilas de púas, luego de emborracharme con miel de tus labios. Ensanchas las carreteras del universo con lirios transparentes, y me hueles, me intuyes y… vuelves, siempre vuelves.

¿Yo?... Yo quise ser tu gema, tu horizonte, tu nombre, tu ego y locura. Nunca ser parte de un cuento con término. Yo quería… ser la historia misma, tu razón… el fin y el umbral, rotando infinitamente en tus deseos.

¿Y tú? si tú… -que un trozo de mi vida le debes al cielo- aniquila lo trivial y vierte tu alma, rasgada por tu propio puño y daga, que después de juntos alcanzar el sol, debes ayudarme a valorar esta helada planicie de cráteres.

No esperes que el silencio alucine mis hábitos… ni que la mortandad se apodere de mi lengua, cuando demasiado quieta, duerma eternamente bajo las sombras de tus faltas.

No, no dejes que la distancia sea el éxtasis ni que el tiempo largo me enamore más que tu mirada… y me lleve lejos… tan lejos… que ya no pueda ver tus ojos ni la redondez de la tierra.

Aún tenemos una partida pendiente, sin perdedores. Solo por esta noche seamos lo que por designio somos, dos desencajadas almas gemelas intentando aunar nuestros aires, para que este mundo de tumbas, por amor, valga la pena.


P-Car



sábado, mayo 03, 2014

Vaciada

Al despertar no encontré en mis deseos
una laguna azul para pintar mis sábanas

no acurruqué un sentimiento
no aminoré una lejanía
no contuve un beso

ni siquiera me molestó el ruin silencio
para acallarlo a suspiros

Tal vez, como antes amándote,
esto no sea la panacea
y será vivir intensamente cada día
lo que cada noche sin cariño fallece
¿quién sabe?

Lo que si sé es que este amanecer
gocé sin tu cuerpo en mi ser…

Esta mañana de ti
me sentí vaciada

y mi alma se bañó
bajo una lluvia sin negrura
para salir coqueta al mundo
vestida de destino blanco


P-Car